No le atinan al ‘Peje’

No le atinan al ‘Peje’

Mini fábula política: érase una vez un peje, que desarrolló habilidades de gato

Después de más de tres lustros de andar entre los reflectores políticos, algo se tiene que aprender, aunque sea por inercia.

Es el caso de Andrés Manuel López Obrador, que a pesar de ciertos exabruptos, ha desarrollado una intuición política, que le permite absorber los golpes mediáticos que le tiran e, incluso, nutrirse de ellos.

Si lo acusan de estar en contubernio con Vladimir Putin, se va al puerto de Veracruz a grabar un video, en el cual afirma que espera un submarino con el ‘oro de Moscú’.

Cuando habla sobre un potencial fraude electoral, afirma que los que suelten al ‘tigre’ tendrán que amarrarlo y que él se va a Palenque, fijando con ello, la agenda mediática por varios días, además de espantar a las ‘buenas conciencias’.

Tan canchero anda, que hasta al presidente Peña le tomó la medida, en virtud de que el mexiquense afirmó que los atributos del próximo mandatario deben ser honradez, experiencia honorabilidad y confianza (en clara alusión a su ‘delfín’), a lo que el tabasqueño respondió: ‘que en una de esas, se refiere a él’.

No cabe duda, hasta el momento, don López, con una mano atada, ha puesto contra las cuerdas al clan de los ‘itamitas’. ‘Colmillo’ mata doctorado.

La insoslayable brevedad
Javier Roldán Dávila

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.