Hijo de “Nauyaca” pintito

Hijo de “Nauyaca” pintito

 

Internet

Dicen que en la vida hay dos cosas que no se pueden ocultar: el amor y el dinero. En la actualidad considero que hay una tercera, que es la ignorancia. Esta es indudablemente un problema serio en la sociedad. Pero se vuelve realmente alarmante, cuando quienes gozan de este terrible mal, son esos sujetos que son impuestos en importantes puestos políticos.

Verdaderamente cínica e iletrado, fue la entrevista concedida por “La Nauyaquita”, Fidel Herrera Borunda, quien se atrevió a decir que era innecesario ingreso de la Gendarmería Nacional en el estado -exigido por la propia ciudadanía y principalmente por parte de los colectivos integrados por los familiares de desaparecidos- porque dijo, son aceptables los resultados que han dado el Mando Único, comandado por Bermúdez Zurita. Ignorante como su jefe Javier Duarte, este remedo de político cuestionó la procedencia de la demanda y hasta se atrevió argumentar que todo se derivaba de un “golpeteo político” proveniente de los adversarios existentes, que se encuentran interesados en desestabilizar a su partido político, el PRI. 

Indudablemente no se le puede pedir “peras al olmo”. Alguien que fue impuesto como diputado federal, porque no es capaz de ganarlo por elección popular, es fácil escucharlo decir sandeces. Un sujeto que no tiene el menor sentido de la responsabilidad y el compromiso social, y más aún, cuando se es hijo del principal depredador y corrupto del estado de Veracruz y el culpable de que los grupos delincuenciales se encuentren cómodos en la entidad: “La Nauyaca” hoy inmerecidamente cónsul de Barcelona.

La ceguera convenenciera de este “fulanillo” se cae en pedazos luego de las constantes denuncias que han realizado  en equis número de veces tanto el Colectivo por la Paz, el Colectivo Solecito, como también los grupos de familiares de desaparecidos de los municipios de Orizaba y Córdoba. Estos han exigido constantemente y con mayor énfasis en la actualidad, la destitución del gobernador Javier Duarte de Ochoa, del fiscal General del Estado (FGE), Luis Ángel Bravo Contreras y del secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita. También han solicitado incansablemente al gobierno de Enrique Peña Nieto –quien al parecer le importa un “bledo” lo que pasa en el estado de Veracruz- que envíe a la Gendarmería Nacional para “vigilen” todo el territorio veracruzano; con ésta medida, pretenden que impida que los policías estatales a cargo de Bermúdez Zurita continúen delinquiendo libremente como hasta ahora lo han hecho hasta el día de hoy en la entidad.

Para el conocimiento de este seudo legislador -levanta de dedos y comparsa de Javier Duarte de Ochoa en la Cámara baja- la Procuraduría General de la República (PGR) reportó en un informe que en el país se investigan actualmente mil 80 casos de personas desaparecidas, dónde 183 ocurrieron en el estado de Veracruz entre el 2010 y el 2015. Es decir, todos en la administración de actual gobernante.

La cifra de desaparecidos en los últimos 10 años, según un recuento que dio a conocer el gobernador Javier Duarte, es de mil 266, frente a un total de tres mil 682 casos denunciados. La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), dio a conocer que en 2015, se levantaron 327 expedientes donde ser reportaron 423 personas desaparecidas principalmente en los estados de Veracruz, Guerrero, Coahuila y Tamaulipas.

Este es un dato que sabemos que “La Nauyaquita” desconoce la situación real del estado por su falta de gusto a la lectura. Sabemos que su capacidad para asimilación informativa, no es lo suyo ni tampoco hereditario, porque al menos a su padre, se le conocía su avidez por mantenerse informado -que al parecer no le inculcó- con la finalidad de utilizarlo para sus fines perversos de robar a manos llenas. Por ello, no nos extraña en lo absoluto sus declaraciones tan banales y absolutamente ignorantes ante un problema realmente alarmante, como es el alto índice de secuestros se está padeciendo en la entidad. Territorio que se encuentra en crisis producto de la negligencia, opacidad, impunidad, protección a los grupos delincuenciales e incapacidad del actual gobierno duartista.

Derivado de la desaparición de los cinco jóvenes de #TierraBlanca en la entidad veracruzana, se ha instaurado una búsqueda incesante de sus cuerpos por parte de los colectivos de familiares de desaparecidos. Ésta hazaña, ha logrado obtener el apoyo social y de manera anónima les han reportados puntos claves donde se encuentran posibles fosas clandestinas. De esa forma fue que llegaron al  rancho “El Limón” que se encuentra ubicado en el municipio de Tlalixcoyan, en donde el hallazgo fue espeluznante.

Trascendió en medios estatales como nacionales -como fue el portal de noticias regeneración.mx [http://regeneracion.mx/cientos-de-cuerpos-en-fosas-de-rancho-en-veracruz/]-  que la FGE encontró alrededor de 300 a 400 personas, todos calcinados, sin posibilidad de realizarles pruebas de ADN para identificar a quién corresponde, denunció ante ese medio, Bernardo Benítez Herrera, padre de uno de los cinco desaparecidos. Pese a ello, la FGE a cargo de Luis Ángel Bravo Contreras y la propia Secretaría de Gobernación (Segob) a cargo de Miguel Ángel Osorio Chong, aseguran haber encontrado los restos de dos de los cinco desaparecidos de #TierraBlanca y haberlos identificado.

El reporte de innumerables fosas clandestinas en diferentes municipios y localidades se ha incrementado. Los colectivos de familiares de desaparecidos, se encuentran haciéndole literalmente “la tarea” del fiscal General del Estado.  Es imperdonable la actitud que ha asumido Luis Ángel Bravo Contreras, quien se encuentra más preocupado en ocultar la información proveniente de esos hallazgos, que activar a su  supuesto equipo de “inteligencia” –imaginario al parecer- para aplicar los estudios de ADN a los restos que se han localizado en las innumerables fosas clandestinas como cementerios a  cielo abierto que se han detectado en el estado –como el localizado en el municipio de Emiliano Zapata, a unos cuantos metros de la Academia de Policía de la SSP-.

Una pregunta e inquietud de la ciudadanía a través de las redes sociales para Bravo Contreras es que haga público a quien le pertenece el rancho “El Limón” en donde se encontraron alarmante cifra de restos óseos, los cuales fueron quemados por los delincuentes en el mismo lugar. No estaría mal que hoy el gobernador del estado, Javier Duarte de Ochoa, lo notificara en la rueda de prensa que dará a las 10 de la mañana en el World Trade Center ubicado en el municipio de Boca del Río.