El desesperado año de 'Hidalgo'

El desesperado año de 'Hidalgo'

 

Archivo Internet


La administración del gobernador priísta, Javier Duarte de Ochoa se puede considerar que se ha distinguido exitosamente, es por el dispendio, el hurto y la opacidad que mantiene en las finanzas públicas. Tan sólo en lo que se refiere al tema del Instituto de Pensiones del Estado (IPE) donde el gobernante no ha logrado dar a conocer en qué se gastó alrededor de 700 millones de pesos destinados a su Reserva Técnica, aportación de todos los jubilados que realizaron en su vida productiva y que fue literalmente desaparecida de las cuentas bancarias para tomar un rumbo distinto para el que fue diseñado.

Con información del investigador del Observatorio de las Finanzas Públicas de la Facultad de Economía de la Universidad Veracruzana, Hilario Barcelata Chávez, quien expresó que así como se esfumaron de los bancos la anterior cantidad mencionada, en próximos días, será el fin de alrededor de un mil 300 millones de pesos que el gobernador del estado, una vez que los tenga en su poder los dilapidará luego de que estos tampoco se encuentran depositados en las empresas bancarias, por lo tanto es un hecho que los tomará también para su beneficio.

No existiendo dinero que robar, el gobernador está desesperado por quedarse hasta con los 20 pesos “mal puestos” de la servidumbre en su propia casa. El año de “Hidalgo”, para él, ha sido de “vacas flacas”, el dispendio que realizó los años atrás no los visualizó para sexto año de gobierno. No hay dinero del erario público -que fueron etiquetados por parte del  gobierno federal para las dependencias estatales- que no haya malversado. En su desesperación de robarse hasta el último centavo, ha sucumbido en el dinero de los jubilados, de los maestros y de los prestadores servicios para continuar el despilfarro y el desvío hacia sus cuentas personales.

La Reserva Técnica se constituye a partir de las aportaciones que los trabajadores realizan a lo largo de su vida activa y de las cuotas que pagan los patrones y sirve para el financiamiento de las prestaciones laborales que otorga el IPE cuando los ingresos que percibe mensualmente no le son suficientes para este fin.

Eso es total y absoluta violación a los derechos de los jubilados del IPE. Pero no menos ilegal a la pretensión de Javier Duarte de Ochoa, quien al no tener el dinero que se gastó y que no era suyo, ahora pretende pagarles con bienes de los veracruzanos para salir del “hoyo”, lugar que en el que él mismo se metió. La propuesta del gobierno estatal hacia los afiliados del IPE es pagarles con el estadio de fútbol, Luis Pirata Fuente, el parque de béisbol “Beto Ávila” y el Acuario de Veracruz.

Por lo pronto dicho acto se puede considerar una canallada más, por parte del mal gobernante abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), luego de que la defraudación orquestada al erario público –no tan sólo realizada en contra de los jubilados, sino a todos los sectores productivos del estado- que ahora pretenda subsanar la dilapidación que él, junto con sus colaboradores depredadores, hicieron en su paso por “pinche poder” y ahora pretenden pagar con los bienes inmuebles propiedad de los veracruzanos. Solventados con los impuestos de todos los ciudadanos y que el gobierno del estado “piensa” [si es que realmente sabe hacerlo] que puede hacer uso de ellos y tapar el hurto orquestado en las finanzas públicas.

¿Por qué no mejor le entrega Javier Duarte a los jubilados las propiedades que ha adquirido en la malversación de la Reserva Técnica del IPE? Él tiene bien claro en qué se los gastó.

La estrategia de “pagar” su fraude con espacios propiedad de los veracruzanos es totalmente ilegal. Pero también sabemos que él sigue los consejos de su padre “putativo”, Fidel Herrera Beltrán quien hizo exactamente lo mismo cuando éste concluyó su mandato como gobernador del estado. Terrenos con gran plusvalía económica fueron desincorporados del estado a través del Congreso del Estado de Veracruz y el dinero obtenido de ello, lo utilizó para pagar deudas.

La “A/Bella convertida en una ‘bestia enzapatada’

José Abella García ha demostrado ser un sujeto con evidentes carencias de inteligencia y ética. Infamia tras infamia han sido parte de su estrategia para atacar a sus detractores y su falta de capacidad intelectual se ve evidenciada cuando sabe que no poder ganar una interlocución sensata, madura y de altura con otra persona, explota con descalificaciones e insultos, característica en una persona que creció con padres disfuncionales. El gobierno de Javier Duarte le ha sido muy útil. El congratularse Javier Duarte con muchos millones de pesos por delante, para salir constantemente cómo un bravucón ignorante. Este sin empacho alguno se ha volcado a menospreciar a las personas -principalmente de los trabajadores de su medio “desinformativo” amarillista- que cuando quiere despedirlos, los presiona para que firmen “voluntariamente” su renuncia y no darles absolutamente nada de lo que por ley les corresponde.

Cuando el reportero “corrido” le sale muy testarudo y  no lo va complacer, instaura a través de su medio una campaña de desprestigio en su contra en donde de manera automática los vincula con el crimen organizado. Un sujeto si ninguna calidad humana. El típico “naco” acumulador de bienes. El típico individuo con sentimientos de inferioridad que requiere de la acumular riquezas para darse un valor como ser humano. El típico “magnate” que utiliza la prepotencia con sus semejantes para ocultar que realmente se asume sin un grado de valor.

Al igual que colega columnista Aurelio Contreras yo le pregunto a Luis Ángel Bravo Contreras alías “El Fisculín”: Cuando va a exigirle a “Afella” que le muestre las pruebas en contra de la periodista de Orizaba, Anabel Flores Salazar en donde asegura que a través de ella se “controlaba” a la prensa y les daba línea. De no hacerlo, incurre en el delito de difamación y además complicidad luego de la finada laboró en su medio y él aseguró que la corrió por eso.

No se puede ser más indolente, bajo, ruin y bajo de moralidad como este sujeto que por un puñado de dinero, se vende y calumnia a uno de los gobiernos más corrupto que haya tenido el estado de Veracruz. Dicta reconocido refrán: “El que hierro mata, a hierro muere”.

Quejas y comentarios:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Twitter: @AGNVeracruz

Facebook: AgnVeracruz