XALAPA TRATA DE ROMPER EL RÉCORD DE AGUA MÁS CARA

XALAPA TRATA DE ROMPER EL RÉCORD DE AGUA MÁS CARA

Es irónico que este 22 de marzo, Día Mundial del Agua, es cuando los usuarios xalapeños comienzan a quejarse de los aumentos indiscriminados en el recibo del vital líquido.

Quién sabe qué se traen en el ayuntamiento de Xalapa  y su alcaldesa Elizabeth Morales García, que de repente quieren romper el récord de a ver quién tiene el agua más cara del mundo, pues usuarios de la capital veracruzana han visto como cada mes, desde que inició el 2011, aumentan cada vez la tarifa.

La alcaldesa hasta ahora no ha dado una explicación sobre el aumento, pero el precio sube, sube, sube.

Tal es el caso de una usuaria que envía un correo a la redacción y explica: "En enero me llegó de $169, en febrero de $504 y en marzo de $715 ¿El de abril rebasará los 900 pesos?". Otros, especialmente negocios, comentan que subió el precio del agua de manera exorbitada, que les han llegado hasta de ¡40 mil pesos!.

Así, peor que el gasolinazo, peor que la tortilla (recurso muy usado por los políticos veracruzanos para echarle la culpa de todos los males al gobierno federal), el agua en Xalapa se encarece de manera brutal, con aumentos sin aviso y sin razón.

De por sí el agua en Xalapa siempre es uso de chantajes y grandes negocios: si los de Puebla no están enojados y cierran las válvulas que le dan agua a la capital de Veracruz, resulta que aquí existen vándalos que cierran las válvulas así nada más por ocio y nomás.

Así lo dijo el director de CMAS Xalapa para justificar el porque en muchas colonias no se recibe agua, pese al cobro que nunca falta. Ahora resulta que todo se debe a “chupaductos” o “cierraductos” que nomás por el afán de castrar, cierran llaves. Que nadie vigila

En Xalapa no son pocos los usuarios que comienzan a quejarse de que paulatinamente crece el cobro de la tarifa de la luz. Así, como si nada, lo que casi siempre ha sido barato (tanto así que pagan hasta anual) ahora resulta casi imposible de cubrir, aunado a los aumentos en otros servicios básicos.

En verdad que la alcaldesa Elizabeth Morales ha dejado mucho que desear y bastante qué comentar: tuvo incluso la ocurrencia de cambiarle el nombre a la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS) a Administración, Gestión y Utilización de Agua (AGUA).

En Facebook (aprovechando ese poder que tienen las redes sociales) ya están planteando una página para denunciar los abusos que la “AGUA" está cometiendo contra los usuarios.

Basta recordar el dichoso Programa Integral de Saneamiento (PIS) que el entonces alcalde Reynaldo Escobar implementó con costo millonarios: han pasado tres periodos municipales y nadie ha aclarado ese asunto que se junta a la par del aumento en el costo del servicio, suponemos, para pagar ese pasivo.

De Elizabeth Morales, aquella del programa filantrópico “Usted no está solo” se pensaba que llegaría honestidad y sensibilidad al ayuntamiento xalapeño. No fue así, ni siquiera para explicar el porqué de los aumentos tan sentidos.

El vital líquido se está volviendo un artículo de lujo en Xalapa, que al rato saldrá más barato bañarse en champaña o Perrier.

A lo mejor también cobran caro porque deben lo de la página de Internet de CMAS o AGUA, o como usted le quiera llamar.

Al rato, no dude, cada ciudadano estará como “Canción del Elegido”, de Silvio Rodríguez: “Fue de planeta en planeta buscando agua potable”.